loader

Hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental se define como “un dolor corto y agudo que surge de la dentina expuesta en respuesta a estímulos que no pueden adscribirse a ninguna otra forma de defecto o patología dental”.

Según un estudio realizado en la Universidad de Bristol (Reino Unido), aproximadamente el 50% de la población tiene o ha tenido sensibilidad dental. La mayoría de los pacientes no saben que la afección se identifica y trata fácilmente ya que sólo el 5-10% recurre al odontólogo.

Los pacientes pueden alterar su comportamiento para evitar el dolor. Esto puede incluir descuidar la higiene oral, no cumplir con las instrucciones de cuidado bucal o evitar las visitas dentales, todo lo cual puede aumentar el riesgo de complicaciones dentales.

Causas de hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental se encuentra típicamente en pacientes cuya dentina ha quedado expuesta a la recesión gingival, la terapia periodontal o la pérdida del esmalte dental debido a la abrasión del cepillo de dientes, la erosión o el desgaste de los dientes. Esto implica que los túbulos dentarios están abiertos y por tanto también el acceso a las terminaciones nerviosas que hay en la pulpa.

Diagnóstico de hipersensibilidad dental

El diagnóstico de hipersensibilidad dental puede ser muy difícil para el profesional dental. Es importante realizar un diagnóstico diferencial completo del dolor dental para excluir las otras causas posibles, como las restauraciones con filtraciones o la fractura de los dientes.

Tratamiento de la hipersensibilidad dental

Los odontólogos son clave en la identificación de pacientes que sufren del dolor de la hipersensibilidad dental. Como parte de un examen dental, pueden diagnosticar directamente la causa del dolor mediante el diagnóstico diferencial. La implementación del plan de tratamiento puede incluir la recomendación de un agente desensibilizante tópico adecuado para que los pacientes lo usen.

La prevención es la opción de tratamiento más rentable.

La primera recomendación de un odontólogo incluirá el cese de hábitos destructivos como el cepillado cruzado agresivo o vigoroso y recomendar el uso dos veces al día de un dentífrico desensibilizante.

Esto se ha demostrado en ensayos clínicos para mejorar la hipersensibilidad y aumentar la eficacia a lo largo del tiempo.

Si después de usar un dentífrico desensibilizante, la hipersensibilidad dental del paciente sigue siendo un problema, los médicos deben reevaluar el diagnóstico diferencial y considerar tratamientos en el consultorio que comiencen con la aplicación de agentes desensibilizantes aplicados tópicamente.

Consúltemos si quiere aprender nuevos hábitos de higiene bucal o tiene preguntas sobre la hipersensibilidad dental.

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.