loader

Riesgos del piercing oral

Como profesionales de la odontología, no nos gusta la idea de la perforación oral. ¿Por qué? Debido a que nuestro trabajo es preocuparnos por su salud oral y la perforación bucal, no es bueno para eso. Por lo tanto, aquí hay algunos riesgos de perforación oral que debe tener en cuenta si tiene uno o está considerando realizar uno.

Tipos de perforaciones orales

Lengua y área de la lengua.

Los piercings en la lengua varían de una o varias perforaciones verticalmente (mordeduras de veneno o de ángel), una única perforación horizontal (ojos de serpiente) o debajo de la lengua (frenillo). Un solo orificio en el centro de la lengua se considera el más seguro, y las múltiples opciones de joyería permiten una variedad de estilos únicos.

Labios y zona de los labios.

Los piercings de labios pueden estar cerca, alrededor o a través de los labios. También puede incluir los que se colocan entre las encías y los labios en el interior de la boca.

Otros piercings orales.

Perforar las mejillas, las encías e incluso la úvula (la carne que cuelga en la parte posterior de la garganta) conlleva riesgos para la salud bucal. La habilidad del técnico, la ubicación de la perforación y el cuidado posterior variarán y crearán diferentes resultados y períodos de recuperación.

Riesgos generales de piercing oral

Inmediatamente después de la perforación inicial ¿que puede esperar? ¿sensibilidad, hinchazón? …  generalmente se curarán en 10 semanas. Pero puede haber riesgos adicionales de perforación oral, incluyendo:

  • Infección
  • Migración o rechazo de joyas
  • Alergias a metales
  • Cicatrices
  • Absceso
  • Daño a los dientes

Por qué como dentistas no nos gusta el piercing oral

La mayoría de las perforaciones orales provocarán hinchazón, enrojecimiento, sensibilidad, sangrado y costras. La limpieza del área puede ser más difícil y / o dolorosa, lo que puede causar una disminución en el cuidado de la salud bucal que podría resultar en una infección. Dientes astillados o dañados pueden suceder como resultado de perforaciones mal colocadas, o que migran a un nuevo sitio. En casos extremos, el daño puede ser tan extenso que el diente debe extraerse y reemplazarse.

Otros riesgos de perforaciones orales incluyen una mayor posibilidad de traumatismo, como tirones o rasgaduras, en los casos de un accidente o lesión. En general, la perforación bucal crea un riesgo adicional para su salud oral. Sin embargo, si decide por un piercing oral, aquí hay algunos consejos

para cuidarlo:

  • Hágase de un nuevo cepillo de dientes de cerdas suaves y cepíllese, al menos, dos veces al día para reducir las bacterias en su boca.
  • Detenga el uso de cualquier producto de tabaco si los usa, ya que pueden irritar los tejidos inflamados.
  • Evite los alimentos y bebidas que puedan irritar su perforación, incluidos los alimentos picantes o salados y el alcohol (incluido el enjuague bucal).
  • Lávese las manos antes y después de tocar, limpiar o reemplazar la joyería oral para reducir la posibilidad de infección.
  • Use un baño de solución salina para ayudar a sanar su perforación, pero no lo haga en exceso. Dos veces al día es suficiente.
  • Evite las piscinas o jacuzzis hasta que todas las perforaciones externas se curen para que las bacterias no entren en su torrente sanguíneo.
  • Use remedios de venta libre antiinflamatorios para ayudar con la hinchazón y el dolor.

Si está considerando la opción de un piercing oral que podría afectar su boca, dientes o encías, hable con nosotros primero para obtener información sobre los riesgos de la perforación oral y cómo puede reducirlos.

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.