Nuestro blog.

Para estar informado.

Hábitos comunes que pueden deteriorar nuestra salud bucal

Desde que somos pequeños, todos aprendemos los buenos hábitos que debemos tener para cuidar nuestra salud bucodental. Pero no solo debemos aprender las buenas prácticas que tenemos que realizar, sino también que malos hábitos pueden provocar daños en nuestra salud.

¿Sabes cuáles son algunos de estos hábitos?

Usar los dientes para abrir cosas

Muchas veces nos hemos encontrado con que un tapón de botella que nos resulta imposible abrir y lo primero que hacemos es llevárnoslo a la boca para poder hacer más fuerza. Esto es un gran error, ya que podemos provocar fracturas en los dientes y acelerar su deterioro. Lo mismo cuando utilizamos nuestros dientes para cortar esparadrapo o cualquier tipo de cinta adhesiva.

Mordernos las uñas

El claro ejemplo es mordenos las uñas, pero el mismo daño hacer morder cualquier tipo de objeto duro, como bolígrafos o palillos. Esto solemos hacerlo como manía inconsciente, pero tenemos que intentar evitarlo, ya que, al igual que abrir cosas con los dientes, esto puede producir fracturas y acelerar el desgaste de los dientes.

No esperar el tiempo suficiente para lavarnos los dientes

Lo ideal es cepillarse los dientes una media hora tras la ingesta de comida y/o bebida. Esto es debido a que tras comer o beber aumenta el nivel de acidez en los dientes, con lo cual no queremos frotar esto con los dientes,  es mejor esperar la saliva disminuya esta acidez para lavarnos los dientes. 

Aguantar el cepillo de dientes demasiado tiempo

Las celdas de nuestro cepillo acumulan un montón de bacterias a lo largo del tiempo además de que se desgastan y pierden efectividad. Para evitar una limpieza poco efectiva o sensibilidad dental, debemos cambiar nuestro cepillo de dientes cada tres meses como muy tarde.